retrobada

Ens hem llençat carretera avall. Sense frens, avís previ, ni chaleco lluminós.

Hem xocat contra les nostres veritats que feien pampallugues com intermitents exclamant alguna cosa.

Hem arrivat al cap de carrer sense esfaltar i ens hem cregut volàtils mentres la nostra carn agonitzava cremant-se a l’asfalt.

i ens hem deixat morir.

Anuncios

Tiembla el mundo

Se desquebrajan los pilares en los que he alzado la vida.
Tú desapareces y yo, yo no hago más que rememorarte.
Olvido como propia imposición… ¿A quién coño se le ocurre tal estupidez?

Publicado desde WordPress para Android