28 de febrero

Marzo se nos echa encima sin a penas darnos cuenta.

Mi interior parece una explosión. Un conflicto armado en que las balas no son más que tus recuerdos, machacados hasta el mínimo detalle.

¿Es inútil preguntarse por qué?

Anuncios

Un día

me colé en el edredón tan rápido como pude. Me tapé hasta los ojos y me quedé a mirar como te acercabas.  ¡¡¡¡ven yaa!!!! Quiero abrazarte, pensaba.

Mientras, tú entretenido con los calcetines. Ven aquí, petardo.

Quiero ir donde el cielo se diluye con las montañas. Donde los pasos son firmes. Donde jugar con el viento y caernos sobre la hierba sean el mejor plan del día.